Testamentos

 

El testamento es una declaración donde consta legalmente la voluntad del testador relativa a los bienes y otras cuestiones, como reconocimientos filiales, nombramientos de tutores, revelaciones o confesiones, disposiciones funerarias, etc, para que surta efecto luego de su fallecimiento.

Clases de testamentos:

Testamento Abiertos.- Es abierto siempre que el testador manifiesto su voluntad, en presencia de las personas que deban autorizar el acto, las cuales quedan así enteradas de lo dispuesto en el mismo.

Testamento Cerrados.- Es aquel escrito por el testador, o por otra persona en su nombre, y que, bajo cubierta cerrada y sellada, que no puede abrir sin romperse, es autorizado en el sobrescrito por el notario y los testigos, en forma legal.

Testamentos Privilegiados: Valdrá en el Ecuador el testamento escrito, otorgado en país extranjero, si por lo tocante a las solemnidades se hiciere constar su conformidad a las leyes del país en que se otorgó, y si además se probare la autenticidad del instrumento respectivo, en la forma ordinaria.

Requisitos para el otorgamiento

Testamento otorgado en el exterior

Para otorgar testamento se requiere ser ecuatoriano, o un extranjero que tenga su domicilio en el Ecuador;

Los testigos serán ecuatorianos, o extranjeros domiciliados en la ciudad donde se otorgue el testamento;

Para otorgar testamento se requiere ser mayor de edad y estar en pleno uso de las facultades mentales.

La persona que no sabe leer ni escribir, no puede otorgar testamento.

  • Valor USD $100.00 (Testamento Abierto).
  • Valor USD $150.00 (Protocolización y Recibo en Custodia de Testamento Cerrado).
  • Valor USD $ 50.00 (Cancelación de Testamentos).

Tendrá validez en el Ecuador el testamento escrito, otorgado en país extranjero, si en lo referente a las solemnidades se hiciere constar su conformidad con las leyes del país en que se otorgó, y si además se prueba la autenticidad del instrumento respectivo, en la forma ordinaria.

Tanto el testamento abierto como el cerrado pueden ser anulados o sustituidos por el testador, mientras viva y se mantenga en goce de sus facultades mentales, en cualquier tiempo, para lo cual debe presentarse en el Consulado, con su identificación.